logo Rayo

Día del Padre

¡Regalá árboles nativos!

Elegí para tu papá un árbol de su misma madera.

Deseamos que puedas plantarlo con él y en familia. De no tener espacio o preferirlo, pueden hacerlo, una vez que se levante el aislamiento, junto a la comunidad de nuestra escuela cuando celebremos la semana del árbol.

Jacarandá

Maceta: 4L. – Precio: $450

En guaraní significa “madera dura o madera de olor muy fuerte”. Según la época del año, se va transformando: florece, semilla y pierde el follaje. No tiene una habitual o ¨típica¨ copa, como otros árboles, aunque a veces ésta parece una sombrilla, pero, por lo general, no sigue una forma. La magia del Jacarandá es su sensibilidad y belleza sutil. La floración más llamativa se produce sobre las ramas desnudas de hojas, en primavera. A medida que avanza la floración se produce un efecto que genera una verdadera lluvia de flores (“Hanami nativo”): las “corolas” casi intactas van desprendiéndose desde la altura y, a veces, el viento las hace volar o las suspende por un instante en el aire, antes de caer y azular el suelo.

Ver ficha técnica

Nombre científico: Jacaranda mimosifolia

Ecorregiones: Chaco seco; Selva de Yungas.

Hábitat: Proviene de las selvas de montaña, en el noroeste argentino y por las condiciones climáticas del invierno en Buenos Aires, pierde sus hojas durante la primavera, justo antes de la floración.

Riego: Medio.

Ubicación: Pleno Sol/ Media sombra.

Suelo: Prefiere tierra Arenosa.

Estado de conservación: figura en la lista roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (IUCN) como «especie vulnerable» por el avance de la agricultura en su hábitat original.

Características físicas: altura: 15 a 20 m. Diámetro del tronco: 40 a 70 cm.

Comportamiento: es un árbol caducifolio tardío. Puede alcanzar hasta 20 m de altura por 10 a 17 m de diámetro de copa, la cual es irregular a ovoide. Crece rápido en los primeros años, luego lleva un crecimiento medio. Es bastante longevo, llega a vivir hasta más de 100 años. Hay dos momentos en que el árbol florece: uno en noviembre, sin hojas, y otro en febrero o marzo.

Interacciones con la fauna: del néctar de sus flores se alimentan colibríes y aves, además es una planta de hospedaje para mariposas. Lo utilizan como producto alimenticio: Catita chirirí (Brotogeris chiriri), Calcanate ala roja (Psittacara leucophthalmus), Suimanga acollarado (Hedydipna collaris), Suimanga del Marico (Cinnyris mariquensis), Suimanga pecho blanco (Cinnyris talatala). Lo aprovechan como sitio de nidificación: Chiflón (Syrigma sibilatrix).

Sen de Campo o Rama Negra

Maceta: 3L. – Precio: $350

El Sen de Campo es también conocido como ¨Rama Negra¨, por el color oscuro de sus ramas y tronco. Sus hojas verdes, que tienen la particularidad de plegarse sobre sí mismas durante la noche, contrastan con sus abundantes flores amarillas. La magia del Sen de Campo es su alegría y sutileza, ya que las flores amarillas alegran y embellecen cualquier espacio soleado. Si sus hojas son comidas por unas pequeñas orugas verdes, no hay que preocuparse, sino dejar que la naturaleza siga su ciclo y habrá recompensa: en poco tiempo tendrás un jardín de mariposas verde-amarillentas. Luego, el árbol recuperará su follaje.

Ver ficha técnica

Nombre científico: Senna corymbosa.

Ecorregiones: Delta e islas del Paraná; Espinal; Esteros del Iberá.

Hábitat: Crece en ambientes costeros, talares.

Riego: Abundante, aunque tolera sequías.

Ubicación: Pleno Sol/ Media Sombra.

Características físicas: altura: 1 a 4 m. Diámetro del tronco: 8 a 12 cm.

Comportamiento estacional: produce inflorescencias amarillas, a fines de verano y principios de otoño. Ofrece frutas con forma de vaina, color castaño amarillento, de fines de verano hasta el invierno.

Interacciones con la fauna: lo utilizan como producto alimenticio la mariposa limoncito (Eurema elathea) y mariposa lechera grande (Glutophrissa drusilla).

Tala

Maceta: 4L. – Precio: $350

Su característica distintiva son sus fuertes espinas. La densidad de sus ramas y follaje, permite que allí aniden especies de aves autóctonas. Sus ramas principales son sinuosas y, en general, presenta un aspecto retorcido. Florece en primavera. Sus flores son pequeñas de color verde amarillento. Es un árbol autopolinizante, que puede autofecundarse. Su madera, medianamente dura, resistente, pesada, muy flexible y fácil de trabajar, se utiliza en carpintería y es muy buena para hacer leña y carbón. La magia del Tala es su nutrición, hogar y refugio, ya que es una especie valiosísima para la multiplicación de animales nativos, sirviendo de refugio, fuente alimenticia y de nidificación de aves y otros animales. Su apariencia retorcida y sus espinas dan una impresión errónea de su verdadera esencia: cobijar, alimentar, nutrir y proteger. Incluso sus hojas y frutos pueden alimentar al ser humano, quien así y todo, muchas veces, no llega a apreciarlo.

Ver ficha técnica

Nombre científico: Celtis ehrenbergiana.

Ecorregiones: Chaco húmedo; Chaco seco; Delta e islas del Paraná; Espinal; Monte de llanuras y mesetas; Selva paranaense; Selva de Yungas.

Hábitat: Se lo encuentra formando manchones (Talares) a menudo a la vera de arroyos, ríos y aguadas. Es común encontrarlo al pié de alambrados y pircas, donde sus semillas son eliminadas por los pájaros que han comido los frutos.

Riego: Medio, tolera sequías.

Ubicación: Pleno Sol.

Suelo: Crece en suelos secos o moderadamente húmedos, con buen drenaje, con disponibilidad de agua y buena luminosidad.

Características físicas: altura: 4 a 12 m. Diámetro del tronco: hasta 60 cm.

Comportamiento estacional: produce Inflorescencias verde amarillentas en septiembre y octubre y Frutos tipo drupa roja (comestible) anaranjada, de octubre a marzo.

Plantas parásitas que crecen sobre el Tala: Sombra de toro (Jodina rhombifolia); Liga (Ligaria cuneifolia).

Interacciones con la fauna: lo aprovechan como alimento estos Invertebrados: mariposa ochenta (Diaethria candrena); mariposa zafiro del talar (Doxocopa seraphina); mariposa picuda (Libytheana carineta); mariposa bandera argentina (Morpho catenarius). Aves: Pava oscura (Penelope obscura); Reinamora grande (Cyanocompsa brissonii); Fio fio pico corto (Elaenia parvirostris); Fio fio grande (Elaenia spectabilis); Mosqueta boreal: Empidonax alnorum; Boyerito (Icterus pyrrhopterus); Benteveo rayado (Myiodynastes maculatus); Rey del bosque (Pheucticus aureoventris); Naranjero: Pipraeidea bonariensis; Monterita cabeza negra (Poospiza melanoleuca); Cacholote castaño (Pseudoseisura lophotes); Pepitero verdoso (Saltator similis); Jilguero dorado: Sicalis flaveola; Suirirí común (Suiriri suiriri); Celestino común (Thraupis sayaca); Zorzal chiguanco (Turdus chiguanco); Chingolo (Zonotrichia capensis). Mamíferos: Guanaco (Lama guanicoe); Venado de las pampas (Ozotoceros bezoarticus) hojas y frutas; Zorro gris (Pseudalopex griseus) frutas; Zorro de las pampas (Pseudalopex gymnocercus); Mono aullador rojo (Alouatta guariba). Lo aprovechan como sitio de nidificación: Gavilán ceniciento (Circus cinereus); Gavilán mixto (Parabuteo unicinctus); Gavilán común (Rupornis magnirostris); Pato colorado (Anas cyanoptera); Cuclillo chico (Coccycua cinereus); Cuclillo canela (Coccyzus melacoryphus); Pirincho (Guira guira); Picaflor común (Chlorostilbon aureoventris); Torcacita común (Columbina picui); Torcacita colorada (Columbina talpacoti); Yerutí común (Leptotila verreauxi); Torcaza (Zenaidia auriculata); Paloma manchada (Patagioenas maculosa); Paloma picazuro (Patagioenas picazuro); Chuña patas rojas: Cariama cristata; Charata (Ortalis canicollis); Carpintero negro (Dryocopus schulzi). Aves Passeriformes: Piojita silbón (Camptostoma obsoletum); Boyero ala amarilla (Cacicus chrysopterus); Brasita de fuego (Coryphospingus cucullatus); Tuquito gris (Empidonomus aurantioatrocristatus); Viudita blanca (Fluvicola pica); Cardenal amarillo (Gubernatrix cristata); Mosqueta ojos dorados (Hemitriccus margaritaceiventer); Calandria grande (Mimus saturninus); Mosqueta estriada (Myiophobus fasciatus); Cardenal (Paroaria coronata); Espinero grande (Phacellodomus ruber); Espinero pecho manchado (Phacellodomus striaticollis); Cortarramas (Phytotoma rutila); Benteveo (Pitangus sulphuratus); Tacuarita azul (Polioptila dumicola); Sietevestidos (Poospiza nigrorufa); Churrinche (Pyrocephalus rubinus); Pepitero de collar (Saltator aurantirostris); Saltador ajicero (Saltator coerulescens); Pepitero chico (Saltatricula multicolor); Suirirí amarillo (Satrapa icterophrys); Chotoy (Schoeniophylax phryganophila); Piojito común (Serpophaga subscristata); Suirirí pico corto (Sublegatus modestus); Pijuí cola parda (Synallaxsis albescens); Pijuí frente gris (Synallaxis frontalis); Pijuí plomizo (Synallaxis spixi); Chororó (Taraba major); Zorzal chalchalero (Turdus amaurochalinus); Zorzal colorado (Turdus rufiventris); Tijereta (Tyrannus savana); Chiví común (Vireo olivaceus); Cotorra común (Myopsitta monachus). Y cuando las cotorras abandonan los nidos, se instalan en ellos los Patos barcinos (Anas flavirostris).

Espinillo o Aromito

Maceta: 3 y 4L. – Precio: $350

Es distinguido por sus espinas blancas largas y sus abundantes y rústicas ramas. También, por sus propiedades curativas, digestivas y sedantes. Su tronco es rugoso, con surcos y de color castaño oscuro. Sus frutos y pequeñas flores amarillas, brillantes y perfumadas permanecen durante varios meses, embelleciendo jardines y parques. Su corteza es conocida porque es utilizada para hacer postes, mangos de herramientas, leña y carbón. Con su ceniza también se fabrican colorantes. La magia del Espinillo es su aroma y belleza en un entorno áspero y desafiante. El Espinillo campea, en las laderas y cimas abiertas de los cerros, incansables barridas de los vientos helados; en los breñales resecos y ajados de sol y en las roquedas yermas y desnudas. Podría decirse que cuanto más áspero el lugar, tanto más abunda. Es admirable su rústica austeridad. Sus hojas son menudas, sus espinas largas, el tronco escueto y la corteza leñosa. Todo en el Espinillo es pobre y medido. Sólo se excede en gala y ornato cuando florece, tiempo en el que hace alarde de sus hermosas flores amarillas, que alegran su gris talante. Es más bien solitario. Poco amigo de las muchedumbres, a lo mucho se arrima con otros en pequeños montecillos, algo ralos, que vistos a lo lejos campean como manchones oscuros en lontananza. ¡Qué ejemplo de humildad y sencillez nos enseña el Espinillo!

Ver ficha técnica

Nombre popular: Espinillo o Aromito.

Nombre científico: Vachellia caven.

Ecorregiones: Chaco húmedo; Chaco seco; Delta e islas del Paraná; Espinal; Esteros del Iberá; Monte de llanuras y mesetas; Monte de sierras y bolsones.

Hábitat: Se encuentra en lugares secos, como estepas hasta una altura de 3000 msnm.

Riego: Poco, es muy resistente a la sequía.

Ubicación: Pleno Sol.

Suelo: Crece en suelos áridos y rocosos. Se adapta bien a un suelo ligeramente húmedo y con buen drenaje.

Características físicas: altura: 3 a 6 m. Diámetro del tronco: hasta 45 cm.

Comportamiento estacional: producen flores en capítulos amarillos desde agosto a septiembre. Sus frutos se desarrollan en forma de legumbre castaña negruzca y maduran de febrero hasta abril.

Plantas parásitas que crecen sobre el Espinillo: Liga blanca (Tripodanthus flagellaris).

Interacciones con la fauna: lo aprovechan como producto alimenticio: Jacana (Jacana jacana); Ipacaá: Aramides ypecaha ; Carpintero bataraz chico (Veniliornis mixtus ; Calandria grande (Mimus saturninus); Naranjero: Pipraeidea bonariensis; Monterita cabeza negra (Poospiza melanoleuca). Orugas que se alimentan de sus frutos: mariposa danzarina (Riodina lysippoides), mariposa mulata (Lymnas aegates). Lo aprovechan como sitio de nidificación: Catita (Myopsitta monachus); Paloma manchada (Patagioenas maculosa); Paloma picazuro (Patagioenas picazuro); Cuclillo chico (Coccycua cinereus); Carpintero real verde (Colaptes melanochloros); Leñatero (Anumbius annumbi); Fio fio grande (Elaenia spectabilis); Cardenal amarillo (Gubernatrix cristata); Tacuarita azul (Polioptila dumicola); Zorzal colorado (Turdus rufiventris); Tijereta (Tyrannus savana).

RAYO Vivero Biodinámico es un proyecto productivo y educativo de plantas nativas biodinámicas de la Escuela Waldorf Arcángel Gabriel.

Nuestros objetivos son:

economico
Acompañar la economía de nuestra escuela mediante un emprendimiento genuino y sostenible que aliviane el presupuesto y potencie el crecimiento.
educativo
Ofrecer un espacio educativo para los niños, niñas y jóvenes estudiantes de nuestra escuela y otras instituciones de la zona de influencia, mediante el dictado de talleres, charlas y capacitaciones sobre restauración ambiental y otras temáticas.
social
Ser un espacio de encuentro comunitario, de desarrollo y de ampliación de conciencia en materia ambiental.
ambiental
Producir variedad de especies de herbáceas, arbustos y árboles nativos que responda tanto a necesidades de restauración del ecosistema que nos rodea como a necesidades de arbolado urbano y/o de espacios verdes con forestación nativa de municipios, emprendimientos privados o particulares.