Plantaciones por la Semana del Árbol

Sensibilizados por los fuegos en la Amazonia Brasileña y otros bosques de nuestro país y Sudamérica, el Grupo de Trabajo de Espacios Verdes, junto con la ONG Germinar y la Chacra Biodinámica La Cañada, tomó palas en mano y eligió la semana del Árbol y el Día Nacional del Árbol como excusas para trabajar el tema en conjunto a la comunidad escolar. La preocupación y el dolor por estos acontecimientos se transformó en acción para honrar a nuestra madre tierra y destacar la importancia de los bosques en el equilibrio ecológico y la continuidad de la vida tal como la conocemos.

Fue así que plantamos con los niños, niñas, familias y maestras del Jardín un Jacarandá, un Curupí y tres Sen de Campo. Estas son especies nativas y autóctonas que ahora crecen en los alrededores del edificio y son regados y cuidados diariamente por los pequeños guardianes.

Pocos días después, esta simple y hermosa acción fue contagiada al Nivel Primario. Se plantaron allí un Lapacho Amarillo y un Timbó en una breve ceremonia que incluyó un lema que los niños y niñas habían estado interiorizando los días previos. Primer Grado y su maestro fueron los encargados de embellecer los alrededores del árbol con lanas de colores para darle visibilidad y protección.

La actividad culminó en el Secundario en un evento en el que también acompañaron los otros dos ciclos. Juntos conformamos un nutrido círculo que alteró la rutina matutina y nos encontró, como un solo corazón pulsando por la unión de los seres humanos para actuar en favor de la naturaleza. Allí se plantaron con los jóvenes: dos Lapachos Amarillos, una Anacahuita y dos Timbó. Esto fue el inicio de una serie de plantaciones que esperamos continuar en las próximas jornadas en el predio.

Con esta acción concreta, en la que participaron todos los ciclos y en la fue invitada toda la comunidad, no solo fuimos guardianes de la salud de la tierra, sino que velamos por la unión de nuestra escuela, esta escuela que no para de aprender, nuestra escuela amada.

Ahora nuestros árboles nativos y autóctonos ayudan a regenerar el ambiente, brindando refugio y alimento a especies de insectos, aves y otros seres vivos que enriquecen nuestros ecosistemas con diversidad biológica.

Agradecemos a quienes se acercaron y participaron para que estas acciones pudieran realizarse. El Grupo de Espacios Verdes sueña con que dentro de muchos años, cuando seamos viejitos y nuestros niños, niñas y jóvenes sean adultos y tengan sus hijos, puedan disfrutar con ellos de la sombra fresca que estos árboles generen.

 

Grupo de Trabajo Espacios Verdes.