¡Llegó el Pentatlón!

Leé algunas devoluciones de las familias que participaron
“Llegó el gran día, la escuela se vistió de Grecia, adornos, un gran banquete, las pistas de los juegos, brasero, antorchas… comenzaba la fiesta.
Luego de hermosísima apertura se dio inicio a los cinco juegos. ¡Cuánto entusiasmo!, se veía a todos los niños felices. Se creó un momento único de compartir con niños de otras escuelas y con los padres, con juegos diferentes a los cotidianos, donde se percibía todo lo trabajado y lo esperado que había sido ese día.
Como padres estamos inmensamente agradecidos de poder formar parte de esta comunidad, donde nuestros hijos aprenden con entusiasmo, voluntad y dedicación. Aprenden vivenciando… recuerdos que no se olvidarán.”
“Fue una ceremonia hermosa, todas las familias muy comprometidas con ser anfitriones, desde la energía que pusimos en dejar el campo alisado, en hacer el cajón de salto con mucho esfuerzo y compromiso. La decoración maravillosamente lograda y un banquete espectacular y tentador. Los maestros de educación física con la gracia necesaria para alegrar el pentatlón. Todo muy lindo, el clima lamentablemente no ayudo con lo cual las últimas pruebas se hicieron a las apuradas y eso hizo que se perdiera un poco la magia de ese momento. Los niños estuvieron muy entusiasmados con recibir a las familias de Uruguay. Un hermoso intercambio.
Mi hija estuvo nerviosa al principio, decía que no quería ir pero cuando llegó el día del pentatlón estaba feliz y entusiasmada.”
“El día del pentatlón fue muy esperado tanto por mi hija como por la familia. Teníamos muchas ganas de vivirlo… De sentirnos en la antigua Grecia por un rato y de acercarnos a ese mundo fascinante de dioses y diosas. De respirar en esa atmósfera llena de belleza y adoración. Así que desde el momento en que empezamos a preparar todo lo necesario e incluso decorar la escuela para la ocasión, nos sentimos ansiosos y emocionados. Particularmente sentí que todo debía ser acorde e intenté que así fuese. Esto sumado a la expectativa de ser los anfitriones, de esperar la llegada de otros quintos grados de otras escuelas waldorf…!!! Hasta de Uruguay!!! La apertura del pentatlón fue solemne y alegre al mismo tiempo. Fue emocionante ver a todos los “atletas”, los niños vestidos con sus túnicas decoradas. Se los veía muy compenetrados con lo que estaba a punto de suceder. Y ocurrió… Luchas, desafíos, sorpresas al descubrir a nuestros niños fuertes y grandes, belleza de movimientos, aprendizajes, alegría y disfrute. Y a pesar del clima que nos impuso Zeus para que las pruebas sean mayores… Pudimos disfrutar de cada una y hasta de un banquete increíblemente griego. Los dos momentos finales fueron intensos y profundos. La coronación y el baile de despedida fueron instantes mágicos… de esos que se viven pocas veces. Me siento agradecida de poder vivir estas experiencias junto a mi hija. Fue más de lo esperado!!!”
“Maravilloso, cuidado y acompañado. Coincido con Ivanna… había felicidad, y a pesar de que no estaba el sol y el viento nos impulsaba a estar apretados para no tener frío, fue un encuentro increíblemente cálido.
Gracias Arcángel Gabriel. Nos llevamos el verde del campo en el alma.”