Impresiones de la charla de Úrsula

La charla de Úrsula nos brindó la posibilidad de reencontrarnos con esos niños q fuimos, niños a punto de convertirnos en adolescentes, y de esa manera acercarnos a nuestros hijos q están por atravesar ese umbral. Las necesidades, los miedos y las sensaciones q nos invadieron en su momento son similares a las q tendrán ellos. Quedó en claro que las preguntas son y serán muchas, tanto las de ellos como las nuestras… Estar ahí para descubrirlas juntos, poniendo en palabras lo que necesitan saber y no pueden expresar es crucial, mirándolos con atención y amor. Estando cerca pero dando el espacio suficiente para que empiecen el viaje hacia su interior en búsqueda de su esencia, a la par q despliegan sus alas hacia el afuera. Es reconfortante saber que hay personas como Úrsula capaces de ayudarnos a poner en la conciencia que somos ni más ni menos, quienes nuestros hijos eligieron para acompañarlos en cada etapa de sus vidas. Así que para todos aquellos padres que están a punto de embarcarse en esta travesía… Coraje!!! Es oportunidad de reencontrarse con uno, y con quiénes más amamos: nuestros hijos.
Y con respecto a la charla de Úrsula, me encantó, fue muy movilizante porque nos hace recordar y colocarnos en el umbral entre el segundo y tercer septenio y desde ese lugar entender a nuestros niños que están por transitar esa etapa y ver que es lo que necesita ese niño de los adultos. Me encantó un cita de una escritora Anaís nin que describe perfecto ese momento” y llegó el día en que el riesgo de quedarse quieto en el capullo era más doloroso que el riesgo de florecer”. Siempre una alegría poder asistir y tener más recursos para acompañar a nuestros niños.

Qué grato haber recibido a Úrsula de nuevo. La abuelita Úrsula como decimos en casa. Con gran expectativa escuchamos todos consejos y pequeñas historias que siempre nos trae. En este caso el umbral, 2do a 3er septenio. Cuando uno tiene una hija en esa etapa realmente escuchar toda la experiencia y sabiduría de Úrsula tranquiliza e inspira.
Algo que siempre queda flotando…. me siento en deuda con ella, todo lo que nos dice sale siempre de su corazón, y además se brinda afectuosa mente a toda la comunidad presente. Hermoso momento. Uno más. Hasta el año que viene abuelita.

Participar junto a otras familias de las charlas de Ursula es siempre un regalo al alma.
Valoro su simpleza, criterio y sentido común que por supuesto sustenta en su incansable compromiso y formación.
En este encuentro repasamos la importancia de las bases y de un ambiente adecuado en el primer septenio, luego nos detuvimos en los 9 años como una de las grandes crisis para luego dedicarnos al gran cambio que se da entre los 12 y 14 años que coincide con el paso a la secundaria que es además un momento especial por el cual también transitamos como escuela.
Nos propuso reflexionar sobre el rol de los adultos, padres y maestros, en nuestras vidas al transitar los 12 años y pudimos compartir muchas vivencias y comprender como posicionarnos para acompañar a nuestros hijos en esta nueva etapa.
Espero que podamos contar, nuevamente y con mayor frecuencia, con el privilegio de compartir con Úrsula Valendorf sus experiencias y conocimientos.