Continuidad pedagógica en Secundaria

La suspensión de clases presenciales nos obligó al cuerpo docente a replantearnos la manera de trabajar, conocer y aprender. En muy pocos días, tuvimos que reconsiderar cómo continuar con las materias de forma virtual y re pensar el vínculo que nos une a los y las jóvenes para que la Escuela siga viva y podamos acompañarlos -y acompañarnos- en estos tiempos de incertidumbre y aislamiento social.

El principio fue vertiginoso para todos, un ida y vuelta de dudas respecto a cómo manejarnos en este formato novedoso. Pero, poco a poco, nos fuimos adaptando a esta nueva modalidad, con sus ventajas y sus desventajas.

Es un gran desafío desde lo pedagógico para los docentes, y también para los y las jóvenes. Seguramente para ellos/ellas este camino está siendo un proceso de autodescubrimiento, teniendo que realizar tareas solos en sus casas, cumpliendo con días y horarios de entrega, lo que los obliga a organizarse y tener un orden para poder cumplir con lo pautado. Aunque virtual, el acompañamiento de sus tutoras fue/es vital en este camino.

En la Secundaria decidimos trabajar con la plataforma Classroom de Google durante el tiempo de cuarentena. Es así que se crearon las materias para que las y los jóvenes de Séptimo, Octavo, Noveno y Décimo Año pudieran seguir en contacto con sus docentes y llevar a cabo las tareas y actividades necesarias por ese medio.

A continuación, les compartimos solo algunos de esos trabajos realizados hasta el momento en distintas asignaturas y cursos.

En Séptimo Año

La maestra Natalia buscó dar continuidad a lo estudiado en Geografía, época con la que había comenzado el ciclo lectivo. Durante esta época se trabajan tanto aspectos culturales de regiones no familiares, como la relación de éstas con características geográficas. Con el fin de que los diferentes personajes y culturas de otras partes del mundo no permanezcan en el reino de las ideas, Rudolf Steiner propone la realización de trabajos artísticos y prácticos. Para llevar a cabo este objeto, la tarea de los y las jóvenes fue investigar sobre algún país y buscar una receta tradicional del mismo. Luego, debieron compartirlo con sus familias y contar, mediante Classroom, sus sensaciones, impresiones y devoluciones de parte de su madre, padre y hermanos/as. ¡Algunos hasta se animaron a cocinar!

Por otra parte, tratando el tema transversalmente, la propuesta en Lengua y Literatura fue leer un cuento o poesía de cada continente  -en este caso, América del Norte-, para abordarlo desde la literatura, inventando canciones.

Las que siguen son canciones y dibujos elaborados a partir de la lectura del poema de Walt Whitman, I Hear America Singing.

Canción del botero

¨Voy remontando las olas de aquel mar azul
como el cielo.
Viendo cómo va rompiendo (…) la orilla,
Tan lejos de mí, lejos de mí.
Voy camino hacia el sol con mi bote,
Allá voy.
Voy mirando aquel mar que me salpicó con
su frialdad
Voy yo voy, quiero llegar al horizonte hoy.¨

Canción del leñador

¨Vi a lo lejos otro bosque al que nunca
fui.
Me acerqué pensando más leña hay aquí.
Vi las copas verdes de los árboles, con el
sol en el horizonte atrás.
Voy caminando con mi hacha buscando un
árbol que cortar.
Veo las mariposas volando por ahí y por
allá, pájaros en sus nidos y animales
que nunca he visto.
Sigo caminando hasta que encuentro el árbol.
Di el primer golpe, al segundo escuché
un ruido. Levanté mi cabeza hasta encontrar
un pajarito en su nido con una mirada
que demostraba: miedo.
Mi hacha se cayó y quedé tan aturdido
que corrí sin dirección ni sentido.¨

En Octavo Año

Ante el desafío de estar en casa, la tarea de Artes Plásticas tenía que ser muy específica. Los y las jóvenes seguro tenían un lápiz y una hoja, por lo que se les propuso realizar un ¨juego de tramas¨ con la invitación a ver cómo la línea se mueve de maneras infinitas y cómo la suma de esa trama se nos presenta en un paisaje.

En Noveno Año

La literatura dialoga con la realidad, nos muestra la multiplicidad del mundo y nos propone y despierta a revisar nuestras nociones sobre la misma. Nos instaura como Sujetos activos, cuestionadores y creativos. Nos hace volver sobre nuestras opiniones, ideas y experiencias y “recrear la realidad” una y otra vez. Con esta certeza y la creencia de que la enseñanza de la escritura, con sus reglas gramaticales y de estilo, debe estar íntimamente imbricada con la lectura y siguiendo la propuesta de la “escritura de invención”, tal como lo expone Rodari en su ¨Gramática de la fantasía¨, es que trabajamos en el espacio de Literatura del ¨Taller de época¨. Este es un espacio que inauguramos en la Secundaria este año. Así, en el Taller de época llamado “Del humor al terror en la literatura”, la consigna fue escribir un texto a la manera de las Instrucciones de Cortázar, agregando además el requisito de hacer uso de los conectores discursivos. Estos fueron algunos de los textos que produjeron los y las jóvenes de Noveno Año:

Instrucciones para respirar: 

¨Empiece por tener las fosas nasales limpias de modo que el oxígeno pueda entrar sin problema, si no es el caso puede utilizar su boca; al respecto procure lavarse los dientes en beneficio de otros.
Material: un pulmón o parte de uno, incluso es recomendable tener un par.
Importante: no se olvide del diafragma porque, y aprovecho para aclarar, aunque la mayoría piense que elevando los hombros va a conseguir una inspiración profunda, los hombros no cumplen ninguna función útil en la respiración.
Estoy segura de que todos sabemos que hay muchas formas de respirar, por ejemplo: la respiración agitada, la respiración profunda, el inhalar aromas, el bostezo, el darte cuenta de que estás respirando y que te comience a molestar etc.
Si esta es la primera vez que usted respira le recomiendo prestar mucha atención a los procedimientos que vendrán a continuación: le voy a pedir que se pare, si es que está sentado, concéntrese en que su cerebro envíe la señal para que su cuerpo comience a respirar, realice este ejercicio hasta que su cuerpo se acostumbre, procure inhalar y exhalar por  nariz o boca, ya que he tenido casos de gente que toma aire por la nariz y lo saca por otros lugares (lo cual no es adecuado ni decoroso, más aún si está en compañía), a causa de no leer bien el procedimiento.
Por último y para poder llevar una vida, es recomendable no olvidar ninguno de los procedimientos leídos anteriormente y realizarlos sin interrupción hasta el final de sus días.¨ 

Instrucciones para que su madre le otorgue un permiso para ir a una fiesta:

¨Supóngase que se organiza una fiesta en la casa de un amigo/a y debe pedirle permiso a su madre para que la deje participar. Es a la noche y hasta alta horas. No se desmorone, sea positivo, enfóquese y concéntrese en el sí. El no ya lo tiene. Busque un buen momento para hacerlo. Lo mejor será encontrar a su madre realizando tareas del hogar o tipeando efusivamente su computadora cumpliendo con su trabajo a distancia. Ese será el momento adecuado. Su madre no tiene la atención suficiente. Acérquese como una gacela, sigilosamente, con el calzado más silencioso que tenga o en su defecto sin el para no hacer el menor ruido. Abórdela por detrás con suavidad. Rodéela con sus brazos y dígale al oído lo mucho que la ama. Intente desviar el foco de atención. Espere el momento. Y cuando baje la vista hacia el teclado, hágale el pedido suavemente y sin dar vueltas. Su madre balbuceará una respuesta. Ese es el momento de huir. Retírese hacia atrás ágilmente y cuídese de no darse la vuelta rápidamente por temor a que haya razonado el pedido y pueda revolear una chancleta. Y si puede, grábela con el celular, mucho mejor, reforzará el permiso.
Descuide, a la media hora se olvidará y su operación habrá sido un éxito.
Relájese, solo tiene que prepararse para la fiesta.
Duración del operativo: dos minutos.¨

En Historia continuaron la época de Revolución Francesa que habían comenzado a trabajar la primera semana de clases. Hubo mucha lectura, interpretación de textos e imágenes que acompañaron para tratar de reconstruir este proceso. Se trabajó desde el sentir y el pensar de los protagonistas de ese período histórico, qué los llevó a la acción. Una Revolución que cambió el mundo, un umbral al que la humanidad toda se tuvo que enfrentar y atravesar, y cuyas consecuencias se extienden hasta nuestros días.

La Historia nos obliga a sumergirnos en otros mundos, otras mentes y formas de mirar la realidad, y de esta manera, también nos invita a reflexionar sobre nuestro presente. Qué mejor tarea para estos días de aislamiento social: sumergirnos en el sufrimiento o la dicha ajena de personas que hace siglos cambiaron el mundo, para bien y para mal, con luces y sombras. Nos conecta también con la esperanza, la posibilidad de repensar nuestro presente a la luz de los cambios profundos que nos atraviesan. Y con el dolor, que también atravesaron otros en distintos umbrales de la humanidad, distintos despertares de conciencia que nos llevan a ser los que somos hoy en día. Una forma de sentirnos acompañados en estos momentos en que el contacto humano se redujo a lo mínimo posible.

Aquí, la profesora nos comparte algunas producciones:

¨Lo que yo elevaría si tuviera la posibilidad de participar en una Asamblea Nacional: leyes más rígidas para los violadores y asesinos, que le paguen más a los médicos y a los docentes por su gran vocación de servicio, que todos los trabajadores tengan la oportunidad de trabajar en blanco.¨

¨Libro de quejas que llevaría a la Asamblea Nacional: Que los políticos no mientan, Regular los impuestos, Educación para que toda la gente quiera y pueda trabajar, Una mejor economía del país, Nada de corrupción, Que se respeten las leyes más importantes, una enseñanza para que todos nos sepamos sustentar por nuestra cuenta sin depender de otros.¨

En Décimo Año

Bajo la modalidad de “Taller de época”, desde Historia se abordó otra revolución, la a veces llamada  “silenciosa”, la Revolución Industrial. Con gran entusiasmo de parte de los/las jóvenes, se sumergieron en la lectura de “Tiempos difíciles”, de Charles Dickens, para tratar de entender, desde la subjetividad de un personaje de esa época, cómo se pudo haber vivido esa transición de los modos manuales y familiares de producción, a la irrupción de las máquinas y lo fabril, la deshumanización del trabajo.

Al igual que con la Revolución Francesa en Noveno Año, los ecos de esta transformación llegan hasta nuestros días. Muchos encontraron paralelismos entre la forma en que vivía Esteban, el protagonista del cuento, y cómo algunos sectores sociales viven en nuestros días.

¨Forzados a horarios duros, de 14 horas diarias, y salarios miserables, que no llegaban a ser siquiera de subsistencia, los Blackpool perdieron su independencia. Las condiciones agobiantes de la fábrica movida a vapor acortarían la vida de la familia, y el padre fallecería algunos años después. La industria rural a domicilio había dejado de existir, y se abría paso la Revolución Industrial.¨

¨Esteban creció y siguió trabajando en la misma fábrica, sin romper el eterno ciclo de la vida basado en producir y morir propio de esas personas destinadas a ser un engranaje secundario y descartable de la máquina de la industria.¨

¨Para ese entonces, Esteban ya había perdido toda esperanza de cambiar el mundo, bajó a tierra y se dio cuenta de que nunca alcanzaría las estrellas. Se volvió un joven de hombros caídos y mirada perdida (…) Luego de un tiempo, se enteraron de que Richard Arkwright, otro vecino, había mejorado el Spinning Jenny, para hacer que los molinos giraran por energía hidráulica y no necesitarán de ningún humano para ser manejados. Su familia, acordándose de las tragedias que les había traído el otro invento revolucionario, no quisieron saber nada de este. Y Esteban pensó: cómo estamos modernizando el mundo, ¿será para bien o para mal? (…) ¿Para dónde nos estamos dirigiendo?, ¿nos hará bien este cambio?¨ 

En Artes Plásticas se fueron de viaje a Nueva York. Aunque no podamos movernos de casa, los y las jóvenes y la profesora, se fueron a visitar el MOMA (Museum of Modern Art). Antes, en la 5ta Avenida, se tomamos un café y se comieron unas donas. La primavera se acerca en esa ciudad, pero aún está fresco. A través de la app Arte y Cultura de Google, el acceso fue directo y no les cobraron entrada. Cada joven tuvo que elegir su obra favorita y contestar preguntas que iban desde los aspectos técnicos a los descriptivos, y, además, compartir su sentir durante la observación. Eligieron obras maravillosas y sorprendió gratamente el nivel de las observaciones, aquí van algunas de estas:

The Man who Puts Girls on Fire. Wolfgang Lettl:  ¨La elegí porque, al igual que la pintura `Somewhere there must be on a future`, me trasmite que soy un espectador dentro de un sueño, mirando desde el ángulo que pinta Wolfgang. Pero lo raro es que, ambas, me dan una sensación de paz y soledad, como si pudiera ver detalladamente lo que pasa pero sin moverme, sin incomodarme por lo sucedido. Por ejemplo, en la obra elegida hay una mujer prendida fuego y una clase de bandidos viéndome. Pero no me alteran, solo siento tranquilidad, como si fuera una persona escondida en esas diversas flores, mi cuerpo hundido en esa clase de agua caliente. Veo a una dama, que no siento que representara solo a una, sino a varias, y a dos hombres en medio de una clase de prado largo de flores en la noche, como si mostraran en el ambiente la intimidad. La mujer está con la cabeza completamente en llamas, tanto que no parecería que tuviera una, sino que las llamas salen de su cuerpo. Ella está echada en un sillón con rayas que me produce elegancia, para lo que era en esa época una mujer adinerada, y por eso los bandidos la secuestraron y eso era una escena del crimen.¨

The dream. Henri Rousseau: ¨(…) Veo una señora sentada en frente de muchas bestias salvajes y que no tiene miedo. Veo el valor y el no tener miedo a lo salvaje y a la libertad.¨

En la búsqueda de una actividad que pudiera permitirle a las/os jóvenes año comenzar la época de Biología, realizaron el registro de sus pulsaciones durante cinco días seguidos en tres momentos del día: a la mañana, a la tarde y a la noche. Luego, se les pidió que completaran este registro haciendo una actividad intensa durante tres minutos y calculando nuevamente su pulso. Así, se dio comienzo al tema que se desarrollará durante las próximas semanas: los órganos internos del cuerpo humano. Ya les contaremos en la próxima edición.

Docentes de Secundaria